Me chocaron: Guía para choque de auto.

Comparte este blog

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Los peligros están a la vuelta de la esquina, y es normal que siempre nos estemos preguntando cosas como ¿Qué pasaría si me atropella un auto? o ¿Qué pasaría si me estrello con un auto? Y aunque hayamos tenido la experiencia de estar en un accidente automovilístico o no, nunca está demás conocer que hacer en esos casos.

Por ello, hemos hecho una guía para el día que choques, o si es que ya chocaste y no sabes que hacer. Te hemos resumido los puntos más importantes para esta aparatosa situación.

Esperemos que nunca te pase… o que no te pase de nuevo.

La receta

1- Salir del vehículo: Durante un siniestro, es importante que mantengas la calma, se positivo y piensa que vas a salir de este apuro. Esto te ayudará a no desesperarte y pensar con claridad. Si la otra persona te chocó, se razonable y no entres en una pelea o un conflicto. Recuerda que los accidentes nos pueden pasar a cualquiera.

2- Verifica los daños y heridos: Revisa que nadie haya resultado herido durante el accidente, incluyendo tus acompañantes y el conductor del otro vehículo. Si ves que hay heridos, llama inmediatamente a una ambulancia, si hay personas en estado grave, es probable que tengas que asistir al herido. Si no hay heridos, puedes empezar a revisar los daños ¿Qué se daño? ¿En qué lado? ¿Es una gran parte o sólo es una abolladura?

3- Identifica al responsable: ahora que ya viste los daños, sigue preguntarte ¿quién tuvo la culpa? Tal vez cruzaste una calle en la que no tenías preferencia, la otra persona te chocó por atrás o quizá fue un error de ambos. Está información será útil dependiendo si cuentas o no con seguro.

Si cuentas con seguro:

No aceptes la culpa, ya que puede ser motivo para que el seguro no te paguen. Ten presente los hechos, y deja que los peritajes determinen quién fue responsable. Se neutral en el choque y no inventes falsedades.

4-Localiza tu póliza de seguro y llama por teléfono: Busca tu póliza en la guantera, si no la tienes contigo habla por teléfono a alguien que te la pueda conseguir. Una vez que hables al número deberás proporcionar información verídica, nunca inventes información falsa u ocultes datos, pues esto puede ser causa de que la aseguradora se niegue a pagarte. Por lo general te pedirán los siguientes datos:

1- Número de póliza.

2- Nombre del conductor.

3- Si hay lesionados.

4- La ubicación del lugar del accidente

5- Un número de teléfono para comunicarse contigo

Te proporcionarán un número de reporte y te dirán que el ajustador ya viene en camino.

5- Esperar al ajustador: ten a la mano tu licencia de conducir, la tarjeta de circulación y la póliza de seguro. Si no cuentas con una de ellas, piensa en una forma en la que alguien te las puedan llevar al lugar del choque, pero lo ideal es siempre cargarlas.

Recuerda no firmar documentos sin estar conforme, ni aceptar la culpa o ceder a las presiones que se puedan presentar.

Si no cuentas con seguro:

Pregúntale a la otra persona si cuenta con seguro. Si tú fuiste el responsable tendrás que negociar los daños causados. Si fue la otra persona, puedes aprovechar que las pólizas cubren daños a terceros,

4- Esperar al ajustador de la otra persona: Ten cuidado, por que el ajustador buscará que tú cubras los daños del otro auto, si sucede esto, pide que tu auto se lo lleven al corralón para poder negociar esa situación después. Si tu no tuviste la culpa, no cedas ante las presiones del ajustador, y no firmes nada hasta estar seguro que te van a reparar los daños.

5- Desistimiento: el ajustador te hará firmar un desistimiento, en el que renuncias a demandar a la otra persona a cambio de que te paguen los daños de la reparación. En estos casos es muy común escuchar de la “pérdida total”, pero esta modalidad puede perjudicarte. La “pérdida total” suele aplicarse a modelos viejos, con poco valor en el mercado. Si las reparaciones de tu auto son más caras que el costo de éste en el mercado, la “pérdida total” no te beneficia, y tienes el derecho a exigir que se te reparen los daños de tu carro. Puedes revisar el valor de tu vehículo en ANUMEX o SOLO AUTOS.

6- Carga con pagares: si ninguno de los dos cuenta con seguro, y tu no tuviste la culpa, puedes usar un pagaré, que es un documento para comprometer a alguien a que te pague. Lo puedes conseguir fácilmente en una papelería o imprimiéndolo. Necesitarás un documento oficial de la otra persona, de preferencia su INE (credencial para votar). También puedes interponer una denuncia dentro de las 24 horas siguientes al departamento de Transito o Vialidad de tu entidad.

Con o sin seguro

Corralón: Probablemente tu carro tenga que ser llevado por una grúa al corralón, dependiendo de los daños. El corralón te cobrará por cada día que tu auto esté ahí, y tendrás que ir por él en los siguientes días.

Después del choque: lo que viene después de un choque es negociar, ya sea para pagar los daños que causaste o para hacer que te pague la aseguradora. Aveces el asunto se complica, tenemos la experiencia de clientes que han llegado con nosotros por que la aseguradora no quiere pagar u otra situación complicada. Pero lo importante es estar prevenido para el día que nos suceda y salir del apuro lo mejor posible.

Explorar

La ley fintech regula bitcoins entre otros
Uncategorized

La ley Fintech y sus beneficios.

¿Alguna vez te imaginaste realizar negocios a través de plataformas digitales?, hoy en día todo esto es posible, gracias a que la tecnología avanza a

Contáctanos

Programa de protección de datos